el-estres-y-las-dietas-incorrectas-puede

Tu visión es nuestra misión

Ojo seco

Conoce más información sobre esta enfermedad

Algunas personas no producen suficientes lagrimas para conservar el ojo húmedo y confortable. A esta alteración se le conoce como ojo seco. Actualmente, el ojo seco es la enfermedad de los ojos más frecuente, al comprobarse que la mayoría de los ojos irritados se producen por ojos secos. En estudios recientes, se ha demostrado que en el ojo seco participan fenómenos inflamatorios locales muy importantes.

El síndrome de ojo seco o queratoconjuntivitis cisca es un problema mundial.  Diversos estudios muestran que esta enfermedad afecta a millones de personas en todo el mundo. Entre 17% y 25% de los pacientes que acuden a consulta con un oftalmólogo manifiestan síntomas de ojo seco, haciendo esta enfermedad una de las más comunes vistas por el oftalmólogo.

 

Las personas con esta enfermedad refieren molestias como resequedad en los ojos, sensación de arenillas y con el tiempo sensación de cuerpo extraño. En etapas más avanzadas, suele presentarse además dolor, ojo rojo, visión borrosa, molestia hacia la luz, comezón y molestias a los lentes de contacto. Dependiendo de la duración y severidad de la enfermedad puede observarse también daño a la superficie del ojo. Los ojos secos pueden hacer problemático y hasta imposible el uso de los lentes de contacto. Estos signos y síntomas se hacen más evidentes cuando hay viento, ventiladores, humo de cigarro o aire acondicionado, debido a que la lágrima se evapora más rápido. Aquellas personas con una enfermedad de ojo seco crónico y sin tratamiento son más propensas a desarrollar infecciones oculares.